Disfruta de toda la emoción del casino

¿Cómo se juega al Blackjack?

El blackjack puede que sea el juego de mesa más divertido de cuantos te encuentras en un casino. Básicamente porque eres partícipe de la acción de juego, más allá de decidir en que número colocas tu puesta, como es el caso de la ruleta. Además, a pesar de jugar contra la banca, es un juego practicamente equilibrado en las opciones de ganar o perder. Si a todo eso le sumamos que en algunos casinos comeinza a instaurarse una interactividad con el crupier, lo convierte en una buena elección para pasar un rato divertido.

Vamos con las normas básicas del Blacjack:

  • El valor de las cartas
    - Del 2 al 10, cada carta vale lo que marca su número.
    - Las figuras (J, Q, K) tienen un valor de 10.
    - El A vale 1 u 11, en función de la carta o cartas que le acompañen.
     
  • El objetivo
    - Sumar 21 con un A y un 10 o J, Q, K. Eso es Blackjack.
    - Sumar 21 sin pasarse.
    - Sumar más puntos que el crupier o menos, en el caso de que este se pase de 21.
     
  • El crupier
    - Tiene la obligación de sacar cartas en su jugada hasta llegar a 17 o superior, sin pasarse de 21, en ese momento se para la mano. Si se pasa de 21, ganan los jugadores de la mesa que no se hayan pasado.

Las apuestas y ganancias

Básicamente en el blackjack se dobla el dinero de la apuesta, en el caso de vencer al crupier. Es decir, se apuestas 5€ y eres el vencedor de la mano (más cerca de 21 que el crupier, sin pasarse) recibirás 10€.

En ::mer::nombre-tracker:: puedes encontrarte con esta mano. Apuestas 3€. Tu primera carta es un 8 y la primera del crupier un 6. Tu secunda carta es un 10. Has sumado 18 y te plantas. El crupier destapa su carta y es un 5, saca su siguiente carta y es un 6. Ha sumado 17. El crupier abona 3€ en tu casillero y jugada finalizada.

Si sumas 21 con 2 cartas, es decir A con 10 o J, Q K y el crupier no hace lo mismo, te pagarán 3:2. Muy sencillo si apuestas 5€ recibirás 12.50€. Por ejemplo, estás jugando en ::mer::nombre-tracker:: y apuestas 10€. la primera carta que te da el crupier es un A y la del crupier un K. Tu segunda carta es una J. Tienes blackjack. El crupier levanta su carta y es una Q. Suma 20 y pierde. Tu pago es de 12.50€.

En el blackjack tradicional puedes doblar tu apuesta siempre y cuando sumes 9, 10 u 11 con las dos primeras cartas. En ese momento, con la primera carta del crupier, este te dará la opción de doblar la cantidad apostada inicialmente. En este caso solo recibirás una carta por prte del crupier, antes de que el desvele su jugada.

También podrás dividir una mano en el caso de que tengas una pareja (dos cartas iguales). Si decides dividir tu jugada, cada carta suma su valor individualmente y se consideran jugadas separadas.

Desarrollo del juego

El Blackjack comienza con el jugador colocando su apuesta en la casilla o círculo de apuesta frente a él. Una vez lo hayan realizado todos los jugadores de la mesa, el crupier repartirá de izquierda a derecha, una carta a cada jugador y una a si mismo, todas ellas descubiertas. A continuación, de nuevo en el mismo sentido repartira otra carta descubierta a cada jugador. En el caso de que la carta descubierta del crupier sea un A, los jugadores tienen la opción de retirarse de la mano, perdiendo la mitad de la apuesta realizada.

A continuación se le da la opción a los jugadores de pedir carta o plantarse, en función del valor de su jugada. Una vez todos los jugadores tomen sus decisiones por orden de posición en la mesa, el crupier repartirá cartas a su jugada hasta llegar a 17 o superior, sin pasarse de 21.

Estos son los conceptos básicos del Blackjack, en próximos artículos iremos hablando de los distintos tipos de Blackjack, de las tablas de cada jugada y de distintas opciones de juego.